Clasificación de envases donde puede aplicarse la codificación

Actualmente, es indispensable que se codifiquen algunas características sobre los empaques para garantizar la trazabilidad, seguridad y eficiencia de las líneas de producción. Esto es posible si se implementa una impresora de código de barras, ya sea inkjet o láser. La información incluida tiene que ser legible y verificarse de forma precisa para evitar el rechazo de mercancías del en canal de distribución o que sean retirados una vez ubicados en las tiendas.

Características que debe cumplir una buena codificación

Entre las prioridades de los fabricantes, destaca la maximización de los tiempos operativos de las líneas de producción y la disminución de errores potenciales. Por tal motivo, es importante elegir adecuadamente una codificadora inkjet o láser, que elimine o reduzca considerablemente los costos adicionales del marcaje y que sea flexible y responda adecuadamente ante los cambios en el mercado y en las normativas relacionadas con el etiquetado.

Las características que tiene que cumplir una  impresora de código de barras o codificadora para ser considerada de calidad, son las siguientes:

  • Los códigos tienen que ser únicos para cada mercancía, además tienen que teclearse fácilmente.
  • Siempre que sea posible, tiene que usarse una codificación significativa.
  • Debe permitir la inclusión de un código de control para detectar los errores al ingresar un código.
  • Debe garantizar por cada producto el cumplimiento de las condiciones higiénicas establecidas por las normativas vigentes.

Clasificación de empaques que pueden codificarse

Sepan que hay codificadoras inkjet que son muy útiles y que funcionan con distintos tipos de tintas de excelente contraste y adhesión sobre una gran variedad de materiales, además son ideales para imprimir logotipos, fechas de caducidad, códigos de barra, entre otros. Los equipos de láser también son una excelente opción, aunque es importante considerar el material de los empaques para determinar si vale la pena la inversión.

Más allá de las tecnologías disponibles, cualquier impresora de código de barras puede marcar o imprimir en las distintas clasificaciones de envases, que abordaremos a continuación:

Envase primario

Es aquel que tiene contacto directo con los productos, es decir, funciona como envoltura y protección (ya sea parcial o por completo) ante las potenciales agresiones del exterior. Esta unidad de venta se destina a los consumidores finales y es imposible modificarlo sin alterar las condiciones del producto contenido. Un ejemplo notable de esta clasificación son las botellas de refresco.

Envase secundario

Se conoce como envase colectivo y destaca por contener uno o varios envases primarios. Brinda protección adicional a los productos, lo que es importante, ya que evita actividades tardadas para gestionar unidades sueltas.

Envase terciario

Se trata de un envase de transporte que protege tanto al envase primario como secundario para que los envíos puedan unificarse y se mejoren las distribuciones en otros países. Se diseña para facilitar y volver más rápida la manipulación, además evitar los golpes durante el transporte que pueden dañar las mercancías. Sobre este tipo de envase, también es posible aplicar el marcaje o impresión industrial.

¿Qué tecnología implementar?

Encontrarán varias opciones en el mercado, no obstante, se recomiendan dos ampliamente por las ventajas que ofrecen: codificadoras láser e inkjet. Ambas son útiles para marcar e imprimir sobre las tres clases de envases, no obstante, es importante conocer sus características para determinar cuál es la más conveniente.

Codificadoras Inkjet

Conocidas también como codificadoras de inyección de tinta, son ampliamente utilizadas, debido a que imprimen sin contacto, lo que evita los problemas de impresión que causan los sistemas mecánicos por contacto. Pueden trabajar en distintos sustratos, como plástico y vidrio. Usa también tanques externos de tinta, que pueden codificar millones de empaques antes de requerir un reemplazo, además destacan por su alta eficiencia y limpieza.

Son una excelente opción si desean personalizar sus empaques, ya que permiten usar diferentes tintas de distintos colores, según el sustrato. Entre los datos que pueden imprimirse con ellas, destacan las fechas de caducidad, número de lote, códigos de barras lineales o datamatrix, logotipos e, incluso imágenes complejas. También son muy precisas y no necesitan demasiado mantenimiento. Cabe agregar que operan a altas velocidades y permiten monitorear el proceso a distancia.

Codificadoras láser

Esta tecnología de marcaje industrial emite luz a longitudes de onda específicas, que se controla por el medio que la luz produce, lo que permite usarla en una gran variedad de aplicaciones. Existen varios sistemas láser, pero el más usado es el láser CO2, no obstante, el láser de fibra gana cada vez más popularidad, ya que su manejo es sencillo por su diseño compacto.

Las codificadoras de láser CO2 son excelentes opciones para aplicaciones donde se requieran altas producciones. La codificación que proporcionan es permanente, lo que permite usarlo como método para prevenir las falsificaciones. Entre los materiales donde puede usarse, destacan el cartón, madera, vidrio, PVC, entre otros.

Sin importar cuál tecnología les haya convencido, en IDICSA encontrarán ambas codificadoras y de marcas reconocidas internacionalmente, como Leibinger y MACSA. Si desean más información o una cotización, no duden en contactarnos. Pueden hacerlo a través de la línea (55) 5368 0473 o completando el formulario disponible en nuestro sitio web.

Abrir chat