Codificadoras


Adquiera los tres tipos existentes de codificadoras con IDICSA

La codificación y marcaje son procesos cruciales en las industrias, ya que permiten incluir información valiosa en cajas o productos, como fecha de producción, fecha de caducidad, número de lote, códigos de barras, entre otros. Es importante que sean fiables y permanentes, además que resistan a distintos factores como humedad, suciedad, cambios de temperatura, superficies irregulares, entre otras. Para aplicarlas, se necesitan tecnologías sofisticadas. Las más utilizadas son las codificadoras.

Codificadoras

La información que proporcionan es crucial para la clasificación, almacenaje e identificación de los productos. De esta manera, los consumidores finales podrán saber si el producto está en buenas condiciones o reportar problemas o defectos en el número de lote. Afecta a toda la cadena de suministro, tanto a productores, como distribuidores, comercializadoras y consumidores. Es importante conocer los tipos de codificadoras existentes para elegir el más conveniente para su aplicación y garantizar una buena codificación y marcaje.

¿Qué son las codificadoras?

Se trata de equipos para etiquetar o marcar información variada, como códigos QR o Datamatrix, direcciones, envasado, logotipos, textos, etcétera, ya sea en envases individuales, cajas o pallets, aunque también es útil para sistemas de postales o impresión de folios. El etiquetado garantiza la trazabilidad de las mercancías, lo que es crucial, especialmente si se procede a retirar alimentos, medicamentos u otros bienes del mercado.

Hay distintos tipos de sistemas de codificación industrial. Los modelos actuales pueden imprimir sobre materiales que eran complicados, por ejemplo, directamente sobre botellas, antes, durante o después del envasado. Varían según el sustrato y pueden imprimir sobre cristal, plástico, metal, cartón poroso o semi poroso, bolsas kraft, bandejas, estuches, películas flexibles, etiquetas e incluso sobre alimentos con tinta comestible. Una codificadora brinda información breve o detallada y precisa de lo que utilizamos y consumimos.

Algunas industrias que usan tecnología de marcaje son la alimentaria, electrónica, aeronáutica, automotriz, metálica, química, logística, entre otras. Existen varios tipos de codificadoras, no obstante los más utilizados son tres: equipos láser, transferencia térmica e inyección continua de tinta.

Codificadoras láser

El marcaje láser es un método de grabado sin contacto directo con los sustratos, lo que brinda notables ventajas en comparación con otras tecnologías, como nulo o mínimo uso de consumibles, codificaciones permanentes y de alta calidad. Hay distintos sistemas láser, como CO2, UV y fibra con diferentes salidas de potencia para abordar distintas aplicaciones. Utiliza distintos accesorios, como lentes y unidades de desvío de haces, que maximizan el rendimiento del láser y simplifican la integración en las líneas de producción. Los materiales que pueden grabarse son:

El marcaje láser perfora de forma ligera sin comprometer la estanqueidad de los materiales. Destaca por ser un proceso limpio y altamente fiable, lo que es conveniente para industrias que necesitan inocuidad, además puede usarlo cualquier persona con mínima capacitación. Puede realizarse en cualquier dirección y no necesitan tanto mantenimiento como los otros tipos. Es útil en cualquier entorno con humedad, polvo o altas temperaturas y permite distintas tipografías.

Codificadoras de transferencia térmica

Son conocidas como impresoras TTO y se utilizan en distintos materiales flexibles, como cartón brillante, plásticos, etiquetas, vidrio, entre otros. Su uso es sencillo e integran pantallas para disminuir los errores operativos. Se trata de una solución altamente confiable y eficiente para imprimir información variable a alta velocidad y en tiempo real. Pueden imprimir fechas de caducidad, lotes, logotipos, aunque se recomiendan para códigos de barras.

Se desarrollaron como un avance con respecto a las tecnologías analógicas de codificación, como los equipos con rodillos o de impresión por calor. Presentan óptima durabilidad, legibilidad y resistencia a la abrasión, lo que permite usarlas en áreas donde no son satisfactorios el marcaje láser, impresión por inyección de tinta e impresión matricial.

Son silenciosas y fáciles de usar. Brindan alto contraste, resistencia y definición a las influencias químicas y mecánicas, además implementan rápida generación de borradores. Garantizan la fácil lectura de los códigos de barras y se basan en el calentamiento de puntos específicos del cabezal de impresión, que transfiere la tinta de forma precisa desde la cinta adhesiva hasta la superficie del producto. Es importante que las cintas de termotransferencia tengan una resina especial para garantizar el rendimiento de las máquinas.

Codificadoras de inyección de tinta continua

Son conocidas también como CIJ o Inkjet. Generan un chorro de diminutas gotas de tinta y elige algunas para efectuar las impresiones. Posteriormente, se transforman en caracteres que se colocarán en los sustratos. Aquellas que no son usadas se introducen nuevamente a la impresora para reintegrarse al chorro de tinta.

Las codificadoras Inkjet aplican cargas específicas a las gotas, que, posteriormente, recorren un campo magnético producido dentro del cabezal de impresión. La cantidad de deflexión está determinada por el total de carga aplicado a las gotas. La mayoría de las gotas deflexionadas conforman la línea superior del código, en cambio, las de poca deflexión conforman las líneas inferiores.

Se recomiendan para muchos materiales, como plásticos, metales, vidrio, papel, entre otros. Algunos procesos donde es habitual son el envasado de leche o refrescos en latas, cajas de cartón pequeñas, cableado y marcaje de componentes pequeños. Nunca tienen contacto con los productos. En su lugar, esparcen la tinta mediante el aire gota a gota en un patrón, por medio del que se imprimen códigos, textos, logotipos, entre otros tal y como se programa en el equipo.

Algunas ventajas que ofrecen son:

Adquieran una codificadora con IDICSA

Si desean cualquiera de los tres tipos enlistados, contacten a los expertos de IDICSA. Somos una empresa con más de 16 años en el mercado de marcaje, etiquetado y codificación y tenemos cuatro sucursales en Guanajuato, Puebla, Monterrey y Guadalajara, aunque nuestra sede principal está en el Estado de México. Brindamos soluciones integrales para industrias químicas, alimenticias, farmacéuticas, cosméticas, eléctricas, entre otras.

Tenemos distintos reconocimientos, como Distribuidor Latinoamericano del Año 2015, 2016 y 2017 de la marca Leibinger. Estamos respaldados por un departamento de ingeniería y por cinco firmas internacionales de productos para brindarles la mejor solución acorde a sus necesidades. Manejamos distintas marcas, no obstante la principal es Leibinger, que fabrica ejemplares de inyección de tinta continua. Manejamos las líneas JET ONE, JET 2 NEO, JET 3 y sus subclasificaciones, además ofrecemos garantías en caso de defectos.

Si prefieren un equipo de marcaje láser, ofrecemos la marca MACSA. Por otra parte, si prefieren la tecnología de transferencia térmica, podemos ofrecerles productos de la marca Rynan. Si desean más información acerca de nuestras codificadoras, marquen al (55) 5384 5492 o (55) 5368 0473 para la CDMX, (818) 262 8258 para Monterrey, (477) 490 0674 para Bajío o completen el formulario en nuestro sitio web.

Abrir chat