Garanticen la trazabilidad de sus mercancías con una etiquetadora industrial

La trazabilidad de los productos implica varias acciones que permiten su identificación y registro en toda la cadena de suministro, desde el origen hasta los consumidores finales. Estas no son solo una responsabilidad de las empresas, también es una obligación normada en varios aspectos. Esto, aunado a la necesidad de garantizar procesos continuos, ha hecho que la implementación de una etiquetadora industrial sea indispensable para dar una identidad a cada mercancía y garantizar su trazabilidad.

Tipos de trazabilidad de los productos

En una gran variedad de industrias se usa este concepto, que se refiere a la señalización de la composición de las mercancías, su procedencia, los procesos a los que se sometió y los sitios donde se comercializarán. Sepan que es difícil lograr un control completo del proceso si no se cuenta con tecnologías automáticas, como el software de diseño de códigos o la  etiquetadora industrial.

Ahora bien, el etiquetado de los productos elaborados en cualquier empresa es ventajoso siempre y cuando se garantice su trazabilidad. Con respecto a esta última, hay tres tipos que es importante conocer y deben analizarse para evitar dificultades: ascendente, descendente y procesos. Otro aspecto importante que no deben omitir es que la trazabilidad es acumulativa, es decir, no puede realizarse una trazabilidad descendente sin la trazabilidad ascendente. Abordemos cada tipo a continuación:

Trazabilidad ascendente

Se refiere al conocimiento detallado del origen de las materias primas. Para poder aplicarse, las empresas pueden usar varios ítems disponibles. No consiste solo en saber si un alimento se cultivó o crió en algún sitio y con fabricantes específicos, sino de saber la fecha en que se produjo, su registro, lote y fecha de vencimiento.

Trazabilidad de procesos

Hace referencia al proceso de transformación de las materias primas. Por ejemplo, en caso de usar leche, se indica la forma en que será transformada en otros productos lácteos. Saber los ingredientes usados, las cantidades, los procesos de tiempo y temperatura a los que se sometieron los productos y los resultados finales es posible con este tipo de trazabilidad.

Trazabilidad descendente

Se conoce también como trazabilidad lógica y se refiere a la distribución de las mercancías a los clientes finales, como comercios o empresas distribuidoras. Aquí, es importante monitorizar el transporte de los productos, por lo que es conveniente contar con la fecha de salida de la planta, las cantidades, dirección de los clientes y condiciones de las mercancías al entregarse.

¿Qué tecnologías pueden implementarse para la trazabilidad?

Es importante que las mercancías sean rastreables desde que se ordenan y fabrican hasta pasar por los distribuidores y consumidores finales. Para lograrlo, la recopilación de información tiene que ser sólida e iniciar con la identificación con una etiquetadora industrial. En este sentido, la información que se incluya en el etiquetado tiene que elegirse de manera estratégica.

A ello se suman otros aspectos que son decisivos para lograr una trazabilidad efectiva, como definir criterios para agrupar las mercancías, la comunicación entre los distintos actores de la cadena de suministros, los sistemas de codificación y sistemas de recopilación de información. Tomando esto en consideración, el etiquetado, como elemento clave para enlazar tales aspectos, tiene que adaptar características que respondan adecuadamente en los procesos para que no bloquee los flujos de trabajo.

Debido a que el etiquetado es crucial en la trazabilidad, es necesario que sea usado adecuadamente y sea de alta calidad, además que la información contenida permanezca intacta hasta que los productos lleguen a su destino. Los datos contenidos no deben perderse en el proceso, por tal motivo, es importante elegir una tecnología adecuada y según el sustrato de los distintos empaques.

Ahora bien, sepan que los viejos sistemas de etiquetado presentaban varios problemas, por ejemplo, la pérdida de información, debido a la baja resistencia de la tinta ante factores externos o los desprendimientos de las etiquetas adhesivas. Afortunadamente, pueden elegir varias opciones de marcaje industrial, entre las que destacan las siguientes:

Marcadoras láser

Implica usar un rayo láser controlado mediante un ordenador y un sistema de espejos reflectantes. Permite grabar códigos datamatrix o de barras, gráficos, entre otros datos. Sus etiquetados son los más duraderos y puede aplicarse en materiales frágiles, ya que no tiene contacto con los productos, además es el método más amigable con el medio ambiente, ya que no depende de tintas. Destaca también por su rapidez y precisión.

Codificadoras de inyección de tinta

Estas codificadoras inkjet son muy útiles e imprimen rápidamente, además usan tintas base agua o de etanol que secan rápidamente. Permiten grabar desde códigos, hasta letras, números y logotipos. Es ampliamente usada para imprimir sobre concreto, cartón y madera, aunque también funciona con plásticos y vidrio. También ofrecen procesos limpios, debido a que inyectan la tinta sin tener contacto con el producto

Cualquier impresora de códigos de barras que sea de su preferencia para optimizar la trazabilidad de sus productos, pueden encontrarla con los expertos de IDICSA. Pidan más información al (55) 5368 0473 o completen el formulario de nuestro sitio web.

Abrir chat