Importancia de la codificación en la industria alimentaria

La codificación con una impresora de código de barras es crucial en la industria alimentaria, tanto por razones de seguridad como de trazabilidad. Implica la colocación de códigos de barras, que son el sistema estándar de identificación y son útiles para registrar los productos a lo largo de la cadena de suministros. Desde que los comestibles salen de las fábricas, pasan por los almacenes y control de inventarios hasta registrar su compra, el código agiliza las operaciones logísticas.

Composición del código y etiquetado

Cuando se trata de registrar productos alimentarios, los códigos son elementos obligatorios para cumplir con las normativas relacionadas, por ejemplo, la PTI (Iniciativa de Trazabilidad de Productos Agroalimentarios). El EAN-UCC es el código estándar de mercancías que se manejan en puntos de venta del sector alimentario. Consta de varios dígitos con características únicas:

  • El país de procedencia se identifica con los primeros dos o tres dígitos.
  • Siguen entre cinco y ocho, que se refieren al productor.
  • Los siguientes cinco se refieren al número de la mercancía.
  • El último dígito es un verificador.

Ahora bien, con respecto al etiquetado, que puede aplicarse con una impresora de código de barras, asegura la trazabilidad de los alimentos en las etapas de producción, transporte y distribución. Consta de tres elementos, que enlistaremos a continuación:

  • Anagrama o razón social de la empresa. Datos generales de formato libre, donde se incluyen dirección, textos fijos, registro de sanidad, entre otros.
  • Información legible. Desglosa, en tipografía legible, información contenida en el código. Se trata de información obligatoria y pueden incluirse datos complementarios.
  • Símbolo del código. Se trata del código de barras.

Ventajas de la codificación en la industria alimentaria

Adquirir una impresora de código de barras para aplicar la codificación ofrece muchos beneficios. Los más notables son:

  • Optimizan la seguridad alimentaria, ya que permiten el registro y seguimiento de las fechas de producción y vencimiento de los alimentos.
  • Confieren visibilidad al movimiento de las mercancías en toda la cadena de suministro, lo que permite identificar su procedencia y destino.
  • Permiten la apertura para comerciar en grandes cadenas de empresas alimentarias.
  • Mejoran varios procesos al identificar correctamente los productos y garantizar que lleguen a su destino de forma puntual.

La trazabilidad en el sector y la codificación

La trazabilidad es crucial en el sector, debido a los impactos potenciales de los alimentos a la salud de los consumidores. Para mejorarla y regularla, se aplica la PTI. De esta manera, se detecta el origen de los productos en mal estado y se identifican de manera precisa sus puntos de venta para su retirada efectiva.

Muchas asociaciones alimentarias colaboran actualmente para fomentar la adopción de los códigos estándar en alimentos y mejorar la información acerca de ellos. Sus planes de acción se enfocan no solo en usar estándares comunes para el sector, también en implementar tecnología más avanzada, como los codificadores de inyección de tinta, con el fin de automatizar el seguimiento de los productos a lo largo de la cadena de suministro.  Algunos de los objetivos que suelen incluirse son:

  • Rastrear y retirar rápidamente los alimentos en malas condiciones o contaminados.
  • Retirar de forma precisa los productos afectados.
  • Implementar normas de trazabilidad alimentaria para cumplir los reglamentos de inocuidad locales e internacionales.

Codificadoras inkjet para la industria alimentaria

Para conseguir los objetivos de trazabilidad, es indispensable contar con tecnología adecuada de codificación. Para el sector alimentario, se recomienda la codificadora inkjet. Puede imprimir de forma sencilla en varias superficies, ya sea de madera, papel, papel metalizado, cartón y vidrio. Su tecnología de gota continua y codificación a altas velocidades la volvió popular en el sector, también por su impresión en superficies regulares e irregulares.

Poseen un método de impresión sin contacto, lo que evita problemas de manchado en los etiquetados, lo que lo vuelve más ventajoso que los sistemas mecánicos por contacto, además pueden utilizarse muchas tintas para trabajar sobre varios sustratos. Para su funcionamiento, no es necesario usar cartuchos convencionales, bastan algunos tanques externos que pueden imprimir miles de códigos antes de necesitar una recarga.

Tampoco hay desperdicios durante los reemplazos, lo que la convierte en una opción eficiente y amigable con el medio ambiente. Las tintas se proporcionan en distintos contrastes y colores, además la codificadora genera líneas legibles, incluso en líneas de alta velocidad. Cabe agregar que los códigos se efectúan en tiempo real, lo que mejora la trazabilidad de los alimentos.

Si adquirirán un ejemplar, les recomendamos adquirir un modelo con mayor capacidad a la que requerirán. De esta manera, cubrirán los incrementos en la demanda. También especifique el material del sustrato antes de comprar la tinta y adquieran un equipo de marca reconocida, como las codificadoras Leibinger, cuyas líneas Jet son ampliamente demandadas por el sector.

En IDICSA encontrarán un equipo adecuado a sus requerimientos. Soliciten información sobre nuestros codificadores a través de la línea (55) 5368 0473 o envíen un correo a la dirección: ventas@idicsa.com.mx.

Abrir chat