Importancia del etiquetado de envases en la trazabilidad de los productos

Son varios los aspectos que cualquier empresa dedicada al envasado debe considerar, entre los que destaca la trazabilidad de los productos. Esta integra acciones que permiten tanto registrarlos como identificarlos a lo largo de toda la cadena de producción, lo que no es solo una responsabilidad de las empresas hacia los consumidores, sino obligación estipulada por diversas normativas. Esto, aunado a la necesidad de que los procesos sean continuos, ha vuelto al etiquetado de botellas y otros envases en la tarjeta de identificación de los productos.

Función del etiquetado

Para lograr procesos logísticos óptimos y eficientes, es necesario brindar la información requerida para los involucrados en la cadena de suministro, ya sean transportistas, distribuidores o los mismos clientes. Esto es posible con el etiquetado de botellas y de envases en general. Permiten conocer la identidad de los productos, las cantidades disponibles, las fechas de producción y vencimiento, origen y destino, código de barras o QR, número de fabricación, entre otra información crucial en la trazabilidad.

En este sentido, la codificación y marcaje no funciona únicamente como un medio de comunicación que ofrece información a los consumidores y les proporciona un valor añadido al señalarles lo que deben saber sobre un producto en particular. En realidad, va más allá de ello, ya que brinda ventajas reales desde el principio hasta el final de la cadena de suministros, no solo para los productores, también para todos los que participan en ella.

Adaptabilidad según el desarrollo del mercado

Los sistemas de trazabilidad no cesan de cambiar con el tiempo, al igual que sus exigencias, lo que, en parte, se debe a los avances tecnológicos. Por tal motivo, el etiquetado de botellas y de envases en general tiene que responder bien y adaptándose de forma constante. Actualmente, tanto el diseño como la impresión de etiquetas no es considerado como un aspecto integrado, sino que las empresas dedicadas a la venta de tecnologías de impresión se convirtieron en un aliado logístico para las empresas con procesos de embalaje.

Dado que la mencionada cadena brinda oportunidades para producir ahorros, competitividad y eficiencia en las empresas, la inclusión de herramientas que optimicen los tiempos y vuelvan más fluida la comunicación es crucial para lograr un crecimiento sostenido y notable. La etiquetadora industrial es una de esas herramientas, que permite obtener etiquetas con códigos, ya sean de barras, QR y RFID, que son cruciales para asegurar la trazabilidad de los envases y la seguridad de los consumidores.

Por ejemplo, los códigos RFID son de los últimos avances en sistemas de identificación de envases. Consisten en una tecnología cuya lectura puede realizarse a distancia y son una buena opción para entornos complicados. No obstante, son combinados con otros sistemas de codificación, como los códigos de barras, de esta manera, las compañías toman ventaja de las mejoras en tecnología.

La clave de una óptima trazabilidad

Cualquier producto tiene que ser rastreable desde que es ordenado y fabricado, pasando por los distribuidores hasta los consumidores. Para ello, es indispensable que haya una recopilación de datos con bastante solidez, que debe iniciar con la identificación y etiquetado de las mercancías. En este sentido, la información que es expuesta en las etiquetas personalizadas con ayuda de tecnologías de marcaje industrial tiene que elegirse de forma estratégica.

Aunado a ello, un sistema que posibilite intercambiar información y actúe como facilitador de colaboración entre los participantes de la cadena de suministros, la interrelación entre los actores, la definición de criterios para organizar los productos, las tecnologías de codificación y herramientas que permitan recopilar datos también son clave para garantizar la efectividad de la trazabilidad.

Considerando esto, las etiquetas, como elementos clave para enlazar los aspectos señalados, debe incluir características que sean funcionales en cada proceso para que se tornen en elementos de obstrucción en el flujo de trabajo. Debido a su importancia en la trazabilidad, es necesario que el etiquetado usado sea de la mejor calidad para que permanezca intacto en el producto hasta su destino final. La información contenida no debe de perderse durante el proceso, por tal motivo, debe elegirse según los requerimientos de cada producto.

También es indispensable contar con tecnología de punta para lograr etiquetados legibles, duraderos y de calidad. Existen varias opciones, entre las que se recomiendan los codificadores inkjet o de inyección continua y los sistemas láser. Destacan por imprimir sin contacto y por ventajas particulares y, pese a sus características diferentes, ambas son excelentes para procesos de etiquetado de envases de cualquier tipo, ya sea de la industria alimentaria, farmacéutica, sanitaria, cosmética, entre otras.

Si desean alguna de esas tecnologías, opten por las marcas Leibinger y Macsa, que en IDICSA ponemos a su alcance. Somos distribuidores autorizados y contamos con distintos modelos para elegir uno adecuado a los sustratos que trabajan. Pidan asesorías o más información a través de la línea (55) 5368 0473 o completen el formulario disponible en nuestro sitio web.

Abrir chat