¿Los códigos de barra vivirán para ver el mañana?

En el invierno de 1948 en una casa de playa en florida, Miami Beach un hombre de 27 años metió 4 de sus dedos en la arena jalándolos hacia él.

Sentado en una silla de playa en la casa de sus abuelos, N. Joseph Woodland se cuestionaba sobre un problema referente a su amigo Bernard “Bob” Silveer, quien había escuchado una conversación entre un gerente de supermercado y un decano del Dextel Institute of technology en Filadelfia. El gerente del supermercado recurrió a solicitar ayuda al decano para encontrar una solución para que el inventariado y las colas de pago en un supermercado fuesen mas eficientes. Intrigado por la posibilidad de una nueva tecnología, Silver menciono esto Woodland quien decidió tomarlo como un reto.

Fue código morse lo que lo que inspiro a Woodland. Segundos después de que dibujara líneas gruesas en la arena con sus dedos, él continúo trazando con sus dedos en un ritmo circular y así fue como el código de barras “Bulls-eye” fue inventado.

A pesar de que Woodland había patentado el concepto en 1952, la tecnología laser que podría interpretar el código aun no había tenido una difusión tan amplia por lo que el potencial del código aun no podría ser explotado. Varias décadas después, un compañero e ingeniero de IBM, George Laurer, finalmente entendió la visión de Woodland. Laurer desarrollo un escáner que pudiese leer códigos mejorando así el código “Bulls-eye”, usando así líneas en vez de círculos, dado que los círculos eran propensos a errores de impresión. La invención de los códigos de barras lineales unidimensionales fue usada comercialmente por primera vez en 1974 en un supermercado de la marca Marsh en troy, Ohio.

¿Qué producto fue escaneado? Un paquete de 10 piezas de goma de mascar Juicy Fruit, demostrando así que el código de barras podía ser impreso en un ítem tan pequeño como un paquete de goma de mascar. El resto, como dicen, es historia.

 

¿Como es que los códigos de barra unidimensionales cambiaron la venta y manufactura?

 

Toma cualquier elemento en un supermercado hoy en día y aún podrás ver el ubicuo código de barras unidimensional – una serie de líneas similares a las de una zebra usadas para almacenar información como tipo de producto, tamaño, color y precio acompañado por el numero universal de producto o UPC por sus siglas en ingles. Estos códigos de barras rectangulares están en todos lados en los ítems de supermercado y productos al por menor, con propósitos como almacenamiento, contabilidad y líneas de ensamblaje. A parte del seguimiento y la automatización del inventario, el código de barras unidimensional ayuda a incrementar la eficiencia en las líneas de salida eliminando la necesidad de labor intensiva colocando etiquetas y la escritura manual de los precios reduciendo costosos errores en máquinas registradoras.

 

La llegada de los códigos de barras bidimensionales (2D)

 

Mientras que los códigos de barras unidimensionales (1D) no muestran ningún tipo de signo de obsolescencia, la demanda al paso de los años por una mayor eficiencia en almacenamiento y operaciones en conjunto con un incremento en las regulaciones con respecto al empaquetado del producto para la seguridad del consumidor han requerido mucho más de los códigos unidimensionales. Ha habido una necesidad con respecto a los códigos para contener mas datos como lo podrían ser números de lote, componentes, fechas de caducidad, páginas web, imágenes, videos y más; permitiendo tanto a scánneres comerciales y cámaras la fácil lectura en la información codificada.

En 1987, los códigos bidimensionales entraron al mercado. Constituidos por muchos pequeños puntos organizados en un cuadrado, los códigos bidireccionales son capaces de almacenar más información en espacios considerablemente mas pequeños comparados con sus predecesores, manteniéndose legibles inclusive al ser impresos en tamaños pequeños como los podrían ser brazaletes de identificación para pacientes. Otra ventaja de los códigos de barras bidimensionales es su corrección de errores integrada la cual asegura la integridad de la información inclusive cuando el código se ve físicamente dañado. En adición de las industrias de la salud, estos códigos de barras son ampliamente usados en la manufactura de electrónicos e industrias automotrices. Dos de los códigos bidimencionales más comunes que vemos hoy en día son los códigos QR y los Data Matrix.

La veloz respuesta (QR) es probablemente con el que más te familiarizas. Inventada por un equipo de desarrolladores japoneses en Denso Wave en 1994, el único objetivo del código QR era automatizar la administración de inventarios en la industria automovilística. Sin embargo, las capacidades de esta tecnología pronto fueron adoptadas internacionalmente para la identificación automática, captación de datos, compartiendo información sobre la cadena de suministro, marcaje de bienes y minimizando el riesgo de perdidas. Por lo tanto, la versatilidad de los códigos QR no solo está imitada a los inventarios y a la administración de las cadenas de suministro. Gracias a la llegada de los smartphones, hasta el publico general o marketeros entusiastas pueden simplemente escanear un código con las cámaras de sus teléfonos para acceder a contenido digital sin ningún tipo de escáneres especiales.

 

La Matrix de datos luce similar a un QR exceptuando que esta parece un tablero de ajedrez conteniendo líneas y columnas de cuadrados blancos y negros, con líneas solidas a bordes adyacentes para permitir a escáneres la legibilidad sin importar la orientación. Las dimensiones de los cuadrados son todas iguales, la información es leída por posiciones de puntos negros por escáneres sofisticados. Mientras más información es impresa en el código el número de líneas y de columnas incrementa. Es por esto que posee una habilidad para almacenar grandes cantidades de información en espacios pequeños, los códigos data matrix son usados en su mayoría para marcar elementos pequeños. Son especialmente útiles para la manufactura de partes en electrónicos, aeroespaciales, automotrices, logística y servicios postales. En la industria farmacéutica, los códigos data matrix son usados para la unidad de dosis en el marcado de un producto.

Tecnología de trazado y rastreo como soluciones a la alza.

 

Mucha importancia ha sido puesta en la trazabilidad y rastreo desde el surgimiento del virus Covid -19. Anterior a la pandemia la tecnología de trazabilidad y rastreo recientemente se encontraba ganando terreno para proteger marcas y productos. Cuando la pandemia creció, mayor visibilidad y agilidad fue dedicada hacia esta tecnología.

Hoy las tecnologías de seguimiento y rastreo como códigos de barras ayudan a rodear cúmulos virales, combatir la piratería y los mercados negros, mejorando la trazabilidad para salvaguardar tanto compañías como a los consumidores. En un estudio reciente realizado por Markets and Markets, las soluciones para el mercado global de trazabilidad y rastreo están proyectadas a alcanzar los 7.3 billones de dólares para 2026 desde 4.1 billones para 2021. Esto ha llevado a estándares mas estrictos en prácticas y regulaciones de esterilización, manufacturación y distribución, protección de marca, mayores retiros de productos relacionados con el empaque y un mayor numero de compañías farmacéuticas y de biotecnología.

Mientras que el segmento de los códigos de barras bidimensionales ocupó la mayor cuota de mercado en 2020, la tecnología RFID esta proyectada para tener el mayor crecimiento para 2026. Como un contenedor rico en datos, RFID almacena más datos que los códigos de barras bidimensionales permitiendo así una escaneo sin línea de visión, ayudando así a la exactitud en inventario. Un lector puede recobrar información desde cada etiqueta en rango sin la necesidad de un escaneo individual.

Códigos de barras del mañana

Las expectativas del consumidor para legitimar la información en tiempo real han crecido desde el advenimiento de las compras online y la proliferación de los smartphones como una herramienta de compras. Con el e-commerce infiltrándose en nuestras vidas diarias, la amenaza de productos piratas se vuelve al mismo tiempo muy real. A parte de la eficiencia mejorada en las cadenas de suministro, los manufactureros y vendedores, así como los dueños de la marca deben de invertir en marketing directo para el consumidor y considerar el consumer engagement inclusive antes del punto de compra. Esto incluye proveer a los consumidores con la información sobre las compras como la autenticidad del producto, la frescura del producto, orígenes, trazabilidad, administración de retiros y devoluciones, con la función de mejorar la experiencia del consumidor. ¿Qué mejor manera de hacer esto? Con soluciones de contenedores ricos en datos con la habilidad de retener toda esta información y hacerla accesible en tiempo real con un escaneo rápido en el smartphone del consumidor.

Los códigos de barras nos han servido bien por casi 50 años por su adaptabilidad. La siguiente generación de códigos de barras continuara evolucionando hacia soluciones ricas en datos diseñadas para dar a los consumidores un control sin paralelos en niveles de información de producto en la punta de sus dedos, todo el tiempo, en cualquier lugar.

Crea e imprime códigos de barras rápidamente con nuestra siguiente generación de impresoras THERMAL INKJET. Descubre más sobre las RYNAN R20 series para generar códigos de barras únicos en tiempo real con capacidades de impresión para las necesidades de tu empresa.

¿Te encuentras retado por substratos de superficies desiguales? La RYNAN R20 REACH es capaz de distancias de marcado largas para legibilidad mejorada en substratos con superficies desiguales para asegurarse de imprimir en los medios más difíciles.

 

Jillian Wong es una redactora experimentada con más de 15 años de experiencia en redacción. Es escritora de contenido y colaboradora de talento en Chanceupon.co, donde escribe en su blog sobre la economía de los conciertos y el poder de múltiples carreras. Con una opinión sobre casi cualquier tema, Jillian ha escrito innumerables artículos sobre nuevas tecnologías, decoración de interiores, sanitarios, joyería y más. Cuando sus dedos no están en el teclado, puede encontrarla trabajando en su propia marca de joyería.

 

 

Referencias:
Gavin Weightman, The history of the barcode, Smithsonianmag.com, 23 Sep 2015
 Harrison Smith, George Laurer, an inventor of the modern bar code, dies at 94, The Washington Post, 11 Dec 2019
 GS1 US Advanced Data Carrier for Point-of-Sale (POS) Getting Started Guide, https://www.gs1us.org/, 1 Jan 2020
Sam Paul, Innovations in Anti-Counterfeit Packaging, Flexible Packaging, 29 April 2021
Track and Trace Solutions Market by Product (Plant Manager, Checkweigher, Barcode Scanner, Monitoring), Technology (2D Barcode, RFID), Application (Serialization, Aggregation, Reporting), End User (Pharma, Food, Medical Devices) – Global Forecast to 2026, www.marketsandmarkets.com, May 2021

JP789 Slot menawarkan akses login dan alternatif, serta pengalaman slot online premium dengan RTP tinggi melalui JP789 Nexus.

jp789

jp789

doa penglaris dagangan