Marcaje industrial


Desde su invención, la industria mantiene vínculos estrechos con el nivel de consumo de la sociedad: mientras mayor sea, mayores serán los índices de producción. Actualmente, el ritmo de consumo es muy alto, además se mantiene en crecimiento constante, lo que obliga a las industrias a producir más en menos tiempo. En este proceso, los productos se deben codificar para mantener un óptimo control y añadir información valiosa en sus empaques. Para lograrlo, es indispensable contar con equipos de marcaje industrial.

Marcaje industrial

Si las mercancías no son marcadas ni codificadas adecuadamente, ocurrirán varios problemas para los distribuidores y, en el peor de los casos, los productos serán devueltos a los fabricantes. Además, los sistemas de marcaje añaden información obligatoria para los consumidores, como serie, fecha de caducidad, número de lote, características, entre otras.

Las pérdidas son otro efecto perjudicial, no solo desde la perspectiva económica, también la laboral. Las empresas deben invertir en sistemas de marcaje eficientes para mantener asegurada la protección y tener un mayor control y mejor identificación de las mercancías.

¿En qué consisten los equipos de marcaje industrial?

Se trata de dispositivos diseñados para marcar y codificar, ya sea de forma duradera o permanente, en las superficies de los productos. De esta manera, es posible identificarlos, imprimirles un código específico y colocarles datos adicionales. Si bien sus aplicaciones más comunes son la identificación y trazabilidad de máquinas, materiales y piezas, son también muy útiles en la industria alimentaria para advertir sobre los límites de consumo recomendados.

Actualmente, hay varios equipos de marcaje industrial y cada uno es una respuesta a distintos materiales y necesidades. Entre los materiales más utilizados en el envasado destacan el metal, cartón, caucho, plástico, vidrio y madera. Todos deben marcarse con un sistema distinto, para que el marcado sea preciso, duradero y tenga buena resolución. Los equipos más utilizados por los distintos sectores son los siguientes.

Equipos de marcado mecánico

Estos están entre los que proporcionan marcados duraderos. Todos funcionan según la fuerza mecánica y hay distintos métodos, que responden a la velocidad, apariencia y material que será sustrato de marcado.  Pueden clasificarse en los siguientes tipos:

Por impacto

Como su nombre lo sugiere, funcionan mediante impactos de gran fuerza sobre la superficie. Es el más conveniente para materiales de alta dureza y resistencia, como acero inoxidable; también ofrece buenos resultados en madera, cuero y plásticos. Se usa ampliamente en la industria automotriz, plástica y entre los fabricantes de llaves.

Por rodadura

Este sistema opera con una pieza cilíndrica, que gira a altas velocidades para conferir la forma requerida. Se usa principalmente en plásticos y metales, además para la industria automotriz, metalúrgica, aeronáutica y mecánica.

Por punzonado

Son también conocidas como sistemas de micro percusión y permiten grabar sobre una amplia variedad de superficies, incluso en curvas. Funcionan con una punta, que se desplaza según los ejes X y Y. Perfora con alta precisión para generar letras, logotipos, números y distintos códigos, como QR y los convencionales. Se trata del sistema de marcado mecánico más potente y se utiliza en la manufactura de vehículos.

Por grabado o rayado

Es utilizado sobre materiales blandos y duros. Cuentan con un punzón de punta de carburo o diamante, que se desplaza para marcar sobre las superficies de manera continua. Gana popularidad con la industria 4.0 en sectores como transporte, construcción, automotriz y metalúrgicos.

Por calor

Se parece mucho al sistema de marcaje por impacto, pero difieren en la pieza que tiene contacto con la superficie, ya que está a altas temperaturas para ablandar el material. Es muy común su uso en la industria del cuero, construcción y alimentaria.

Equipos marcaje láser

Son también conocidos como codificadoras láser y consisten en uno de los sistemas más populares, además se usa prácticamente en todo el sector industrial. El marcaje industrial se lleva a cabo con un rayo láser, que se controla por un sistema de espejos reflectantes y mediante un ordenador. Con ellos es posible grabar casi cualquier diseño, como códigos Datamatrix o convencionales de barras, gráficos, entre otros.

Ofrece también una de las codificaciones más duraderas y tiene gran capacidad para usarse en distintas actividades. No tiene contacto directo con los productos, por lo que puede aplicarse hasta en materiales frágiles. También es un método más amigable con el medio ambiente, debido a que no requiere disolventes ni tintas. Al manipularse mediante un software proporcionado por los fabricantes, es uno de los sistemas más rápidos y precisos. En pocos segundos puede marcar una gran variedad de productos.

Equipos de inyección de tinta continua

Genera impresiones rápidas y de gran calidad sobre los productos a marcar. Se utilizan tintas a base de etanol o agua, además su secado es muy rápido. Permite hacer toda clase de grabados, desde códigos, hasta logotipos, letras y números. Son muchas las industrias que resultan beneficiadas por ellos, principalmente, aquellas dedicadas a fabricar piezas plásticas, como tubos, placas, cables, entre otros. No obstante, también posee alta demanda para aplicaciones en cartón, madera y concreto.

Reciben también el nombre de codificadoras inkjet y aplican cargas específicas a las gotas que, posteriormente, recorren un campo magnético generado en el interior del cabezal de impresión. Dicho campo posee una cantidad de deflexión, que se determina según el total de carga aplicado a las gotas. La mayoría de las gotas deflexionadas conforman la línea superior de la impresión y las líneas inferiores son conformadas por las de poca deflexión.

Nunca mantienen contacto con las mercancías. En su lugar, esparcen la tinta por medio del aire gota a gota en un patrón, mediante el que se imprimen textos, logotipos, códigos entre otros, tal y como se programa en el sistema.

Contacten equipos de marcaje industrial de calidad con IDICSA

En caso de que requieran un sistema de marcaje industrial láser o inkjet, contacten al equipo de IDICSA. Somos una empresa con más de 16 años en el mercado de codificación, etiquetado y marcaje. Contamos con una unidad central en el Estado de México y varias sucursales en los estados de Puebla, Monterrey, Guanajuato y Guadalajara. Ofrecemos soluciones integrales para la industria alimentaria, cosmética, farmacéutica, química, eléctrica, entre otras.

Contamos con varios reconocimientos que avalan nuestro servicio, como Distribuidor Latinoamericano del Año 2015, 2016 y 2017 de la marca Leibinger. También tenemos un departamento de ingeniería y el respaldo de cinco marcas internacionales de productos de marcaje, aunque la principal es Leibinger, que es ampliamente conocida por sus equipos de inyección de tinta continua. Las líneas que ofrecemos son JET ONE, JET 2 NEO, JET 3 y sus correspondientes subclasificaciones.

Si sienten mayor inclinación por el sistema láser, podemos brindarles un ejemplar de la marca MACSA. También tenemos equipos de transferencia térmica de la marca Rynan. Pida una cotización de cualquier sistema de marcaje industrial a través de las líneas (55) 5384 5492 o (55) 5368 0473 para la CDMX, (818) 262 8258 para Monterrey, (477) 490 0674 para Bajío o llenen el formulario de nuestro sitio web.

Abrir chat