¿Por qué elegir una impresora térmica de código de barras?

El código de barras es uno de los identificadores de mercancías más utilizados en los diferentes sectores comerciales del mundo y por ello hoy en día existen sistemas de scanner que son capaces de reconstruir códigos. Elegir un buen sistema es importante porque de no hacerlo, la impresión de los códigos no será la mejor, lo que se podría considerar como una deficiencia porque la calidad es un factor clave para su correcta lectura. Por esta razón siempre será mejor contar con una impresora de código de barras de alta calidad y con tecnología térmica.

¿Qué es la impresión térmica?

La tecnología utilizada por las máquinas especializadas en impresión de código de barras funciona con base en calor, pero existen dos métodos distintos que hacen que los códigos estén perfectamente definidos.

Impresión térmica directa

Este es uno de los métodos más utilizados y consiste en el uso de un consumible tratado químicamente, de tal forma que, al contacto con la cabeza de impresión, el pH cambié y entonces se oscurezca la zona de impresión. Con esto se obtienen líneas perfectamente definidas que hacen que la lectura del código sea sencilla.

Impresión por transferencia térmica

Este es otro método en el que se utiliza una cinta que generalmente es de cera y que tiene una función muy similar a la de poner un parche con la plancha a una prenda de ropa, es decir que el ribbon coloca la tinta en la cabeza de impresión para obtener un resultado claramente definido.

Las impresiones térmico-directas son muy efectivas para realizar marcaje industrial porque la calidad de impresión que tienen es muy buena; no obstante, el problema de estos equipos radica en que las condiciones de luz y calor del medio ambiente pueden afectar la calidad de esta con el paso del tiempo.

Las impresiones de transferencia térmica son mucho más duraderas y permiten imprimir sobre más materiales como papel, plásticos, cartoncillo, textiles, poliéster, polipropileno, entre otros materiales que son ampliamente utilizados en diversos sectores industriales.

Ambas opciones tienen sus beneficios, por lo que es importante considerar ciertos elementos antes de elegir una impresora. Recuerden que lo más importante es tener una buena calidad de impresión y ello se logra sólo al elegir la opción correcta para el tipo de material en el que se pretende imprimir el código de barras.

¿Qué tipos de impresoras existen?

La impresora de código de barras de alta calidad es utilizada en diferentes sectores y por ello existen diferentes modelos, así que se adaptarán fácilmente a las características de sus negocios. Entre las más comunes que encontrarán en el mercado se encuentran las siguientes:

Impresoras de escritorio

Se trata de equipos muy pequeños que son fabricados con materiales de alta calidad, pero al ser de un tamaño pequeño, la capacidad de impresión que tienen es poca, tanto de velocidad como de memoria. Son ideales para pequeñas empresas con producción limitada, ya que su capacidad no les permite ser utilizada en grandes tirajes.

Impresoras semiindustriales

Se trata de equipos de mayor tamaño y con mayor poder de impresión. Los materiales de construcción son ya mucho más resistentes, pues utilizan piezas y engranajes metálicos. Tienen una velocidad de impresión y de memoria que es ideal para su uso en almacenes.

Impresoras industriales

Son las más comerciales y las que más se utilizan en las industrias que producen productos en grandes cantidades. Lo que caracteriza a estas impresoras es que pueden trabajar sin descanso sin que ello afecte su rendimiento. Esta etiquetadora industrial cuenta con componentes 100% metálicos y es capaz de producir tirajes continuos.

Impresoras portátiles

Son utilizadas en situaciones de movilidad, son térmicas y cuentan con una buena calidad; no obstante, tienen una muy baja capacidad de memoria y la velocidad de impresión es de las más lentas que existen en el mercado.

¿Qué elementos deben considerar al comprar una impresora?

Lo primero que tienen que considerar es la resolución del cabezal de impresión, ya que de ello dependerá la calidad del código de barras. El cabezal más común es el de 203 puntos por pulgada (dpi), pero si lo que quieren es tener una alta resolución, se recomienda un cabezal de alta densidad como es el de 300 o 600 dpi. Asimismo, la velocidad de impresión es otro factor y ahí la elección dependerá del tiraje o volumen de producción que tengan en su industria.

Finalmente, deben considerar también la conectividad, ya que hoy en día existen nuevos modelos con diferentes opciones; las más comunes son las que se conectan por medio de un cable USB, pero actualmente podrán encontrar modelos que funcionan por medio de Bluetooth o Wifi. En caso de que necesiten comprar una impresora de código de barras, es importante que acudan con una empresa especializada, como IDICSA, con más de 16 años en el mercado de codificación, etiquetado y marcaje.

Contamos con una unidad central en el Estado de México y varias sucursales en Puebla, Monterrey, Guanajuato y Guadalajara. Para conocer más detalles sobre la amplia gama de productos que tenemos para ustedes, soliciten una cotización a través de las líneas (55) 5384 5492 o (55) 5368 0473 para la CDMX, (818) 262 8258 para Monterrey, (477) 490 0674 para Bajío o llenen el formulario de nuestro sitio web.

Abrir chat