¿Qué opción de codificación es conveniente para el sector de bebidas?

El etiquetado de botellas es un proceso crucial para la industria de bebidas, ya que permite cumplir los requisitos de trazabilidad, garantizar la imagen de las empresas y la salud de los consumidores. Para ellos se utilizan dos tecnologías ventajosas, pero con características distintas: codificadora inkjet y codificadora láser. Ambas son útiles para distintos procesos, que es importante conocer para elegir la más conveniente.

Codificadoras Inkjet

Son un sistema ampliamente usado en otros sectores, debido a su método de impresión sin contacto, que evita defectos de impresión, como los que provocan los sistemas mecánicos por contacto, además pueden trabajar sobre el vidrio y el plástico, que son los materiales más usados en la industria de bebidas. Utiliza tanques externos de tinta con capacidad de imprimir miles de etiquetas antes de reemplazarlos, además son una tecnología limpia y eficiente.

Los codificadores de inyección de tinta pueden usarse distintas tintas de diferentes colores según el tipo de sustrato. Imprimen mucha información, como códigos de barras, números de series, logotipos, fechas de caducidad, entre otros textos relevantes. Destaca por su alta precisión y la necesidad de pocos mantenimientos, además por el monitoreo remoto y trabajar a altas velocidades.

Codificadoras láser

Se trata de un dispositivo que emite luz a longitudes de ondas controlada por el medio producido por dicha luz, lo que amplía sus aplicaciones. El sistema más usado actualmente es el láser de CO2, aunque cobra cada vez mayor popularidad el de fibra, debido a que es más pequeño y fácil de manejar.

Con respecto a la codificadora CO2, es ideal para aplicaciones donde se necesiten altas capacidades de producción. Su identificación permanente funciona como un método anti falsificación, además puede usarse en etiquetas, vidrio y otros materiales, como cartón, madera, PVC, entre otros.

¿Cuál tecnología elegir?

El etiquetado de botellas con codificadora inkjet es útil cuando se trata de codificar sustratos muy diversos. Existen distintas tintas de uso y especializadas que se personalizan según el sustrato. Con su uso se garantiza que el código permanezca en el sustrato durante todo el ciclo de vida del producto.

Con respecto a los equipos de láser de CO2 para las bebidas, son usados ampliamente, debido a que la mayoría de los sustratos son adecuados para él, no obstante, también hay una creciente necesidad de los láseres de fibra, por ejemplo, para las latas. En este caso, no se usan tintas ni disolventes para el etiquetado de botellas, tampoco hay necesidad de reemplazar el láser, por lo que es ideal para sistemas de producción continuos. El código láser refleja la calidad del diseño del envase, por ejemplo, en el caso de las botellas de PET.

Ahora bien, en el caso de productos retornables, la tecnología inkjet presenta ventajas, debido a que la tinta puede borrarse en ciertos materiales, por lo que es necesario usarla solo en determinados productos; en cambio, los códigos láser son permanentes. Si se pone el enfoque en el costo total de propiedad, la tecnología de inyección de tinta supone un menor costo de inversión, aunque a largo plazo es mayor.

Es importante considerar dos aspectos:

Uno

El flujo de trabajo interno del cliente, que incluye todo lo relacionado con el sustrato en el que se aplica el código. Deben responder lo siguiente:

  • ¿Cómo se codifica el sustrato?
  • ¿Cuál es la temperatura de llenado?
  • ¿Es una línea de llenado en frío o en caliente?

Si se trata de una aplicación retornable, la inyección de tinta es la única tecnología apta, ya que se usa el lavado cáustico para eliminar la tinta. Es un entorno de elevada condensación, donde determinadas tintas introducen residuos de agua en la botella, esta sería una cuestión.

Dos

La segunda es la relación de confianza con el proveedor. Si formalizarán una asociación con una empresa y desea usar las codificadoras durante muchos años, deben asegurarse de elegir al socio adecuado.

Consideraciones finales

Se observa un incremento en los requisitos de trazabilidad del sector de las bebidas, debido a la cantidad de retiradas producidas cada año por órdenes de la PROFECO y la Secretaría de Economía; esto vuelve crucial la inclusión de información sobre los productos para retirar los lotes más específicos y pequeños.

Ante esto, se aplican varias soluciones con las codificadoras, como incluir el número de identificación del llenado en el código. Además, hay un menor riesgo de retiradas de lotes si se incluyen más detalles sobre el proceso de fabricación en el código único. También pueden usarse colores destacados, como tintas azules y rojas para resaltar la información importante.

Impedir las falsificaciones y desvíos también es algo crucial para el sector de bebidas, además son retos a los que se enfrenta constantemente. Afortunadamente, pueden solucionarse si eligen la mejor codificadora para su aplicación. Si desean una codificadora industrial de inyección de tinta o láser, contacten a los expertos de IDICSA. Tenemos soluciones de la marca Leibinger y MACSA. Para más información, marquen al (55) 5368 0473.

Abrir chat